Introducción Ecografía precoz Ecografía morfológica Secuencia ecográfica Eco Doppler y 4D La amniocentesis El corazón fetal
Fecundación, intro La Prueba de Embarazo Semanas 0 a 20 Semanas 21 a 40 El cordón umbilical La placenta Cómo vive mi bebe? Problemas fetales Maduración pulmonar
Medicación segura Evolución sintomática Molestias articulares Náuseas y Vómitos La piel de la mamá Sueños de la mamá Flujo vaginal Laboratorio
Control preconcepcional Control prenatal Exposición a toxinas Embarazada de 35 Nutrición y embarazo Sexo y embarazo Ejercicio y embarazo Violencia y embarazo Embarazo adolescente Sesión fotográfica
Aborto y pérdidas Alto riesgo obstétrico Diabetes gestacional Embarazo ectópico Embarazo múltiple Hemorragias tardías Parto prematuro Placenta previa Preeclampsia
Anemia Diabetes mellitus Obesidad y embarazo Hipertensión crónica Hipotiroidismo Várices y hemorroides
Zika Chikungunya VPH y Embarazo Rubéola congénita Toxoplasmosis Infección urinaria La clamidia Sífilis y embarazo Vacunas y Virus
El parto La cesárea Cuidados de la herida El puerperio Anticoncepción Mastitis puerperal La Maternidad Reflexiones postparto Papel del padre
Recién Nacido Lactancia materna Sueño del bebé Piel del bebé Circuncisión Sepsis neonatal El nombre del bebé Seguridad infantil Carácter y crianza Células Madre

Ganancia de peso durante el embarazo

El aumento de peso materno durante el embarazo es un proceso complejo que nutre los mecanismos que permiten el crecimiento y desarrollo apropiados del feto. El aumento de peso está influenciado y modulado por los cambios fisiológicos y metabólicos de la madre y aquellos inducidos por la placenta.

En término medio, la mujer embarazada promedio llegará al final del embarazo con un aumento de peso de 10 a 16 kilos. Las mujeres delgadas, adolescentes, y de bajo peso tienen tendencia a ganar mucho más peso (14 a 18 kg.) que las pacientes obesas (4 a 11 kg.); sin embargo, esto puede variar ampliamente dependiendo de la edad de la paciente, la geografía, raza, peso pregestacional y el IMC (Indice de Masa Corporal). Veamos:

IMC de Bajo Peso (<19,8): se sugiere ganar de 12,5 a 18 Kg.

IMC de Peso Normal (19,8 – 26,0): ganancia sugerida de 11 a 16 Kg.

IMC de Sobrepeso (30 - 34.9): ganancia sugerida de 6 a 11 Kg.

IMC de Obesidad (>30): ganancia sugerida de 5 a 9 Kg.

En las primeras 13 semanas de embarazo se gana alrededor de 160 gr. por semana (algunas pacientes no ganan peso o lo pierden debido a las náuseas y vómitos); durante el segundo trimestre (semanas 14 a 26) la ganancia es de 560 gr. y durante el tercer trimestre (semanas 27 a 40) un promedio de 520 gr. por semana. El peso fetal final está ampliamente influenciado por el aumento de peso durante el segundo trimestre, así pues es muy importante la nutrición durante este período.

Weight gain during pregnancy, 2009. Institute of medicine and national research council

Weight gain during pregnancy, 2016. American college of obstetrician gynecologists

Componentes de la ganancia de peso gestacional total

A medida que el embarazo avanza se van acumulando nutrientes de manera selectiva en los compartimientos materno y fetal. Los productos de la concepción (feto, cordón, placenta, líquido amniótico, membranas) explican el 35% de la ganancia de peso total.

Tomemos un caso referencial donde el aumento fué de 12.5 kilogramos, veamos que elementos explican la acumulación de peso, esto incluye el organismo materno y los elementos fetales:

Agua total: 7 - 8 kg.

Esto incluye el agua que forma parte del feto 2450 gr. (80% de su peso es agua!, un bebé de 3500 gr.), placenta 540 gr; líquido amniótico 790 gr; útero 800 gr; mamas 300 gr; sangre 1250 gr. y agua libre en los tejidos (edema e hinchazón usuales) 1500 gr. El agua tiene un papel sumamente importante en la evolución del embarazo, ésto es tan cierto que el aumento del contenido de agua total se relaciona directamente con el peso fetal final para el momento del nacimiento.

Grasa: 3 - 4 kg.

La grasa corporal (subcutánea) durante el embarazo se deposita de manera diferencial en el tronco (abdomen y espalda) 75%, piernas 20% y brazos 5%. Este patrón de acumulación es exclusivo del embarazo. El depósito ocurre de manera más sostenida hasta la semana 30. También hay aumento de la grasa visceral pero su contenido es dificil de precisar. El contenido graso del bebé es considerablemente bajo, alrededor del 10%. También hay una cantidad muy discreta de grasa en la placenta

Efectivamente, a pesar de lo que se piensa, el aumento de peso durante el embarazo se debe más a la acumulación de agua que de grasa, de manera que en realidad la paciente no engorda en los términos en los que estamos acostumbrados a interpretar la palabra gordura. Esto explica porque es relativamente fácil perder una decena de kilogramos en unas pocas semanas despúes del parto, la mayor parte de ese peso es agua que se pierde principalmente por la orina. Pero, todo tiene una excepción, las pacientes que aumentan de peso de manera exagerada lo hacen a expensas de grasa corporal llegando a acumular hasta 16 kg de grasa subcutánea (o más).

Proteínas: menos de 1 kg (690 gramos)

La acumulación de proteinas ocurre principalmente en el feto (42%), en el útero (17%), sangre materna (14%), placenta (10%), y tejido mamario (8%). Como se puede observar es muy escasa la contribución protéica en el aumento de peso materno durante el embarazo y casi toda ella va a parar al feto de manera prioritaria, cobrando una importancia inigualable en la formación de los órganos fetales. Las proteínas son los elementos nutricionales más difíciles de obtener y existen algunos aminoácidos que sólo pueden ser consumidos a través de la dieta ya que el organismo es incapaz de sintetizarlos (aminoácidos esenciales) por lo tanto, una dieta de calidad es sumamente importante durante el embarazo. La dieta balanceada y de calidad en el embarazo se está convirtiendo en la excepción en el mundo actual, y sólo empeorará en el futuro para la mayor parte de la población mundial.

Nutrición en el embarazo

Obesidad en el embarazo

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

Contribución en peso de los elementos gestacionales

El 65% del peso total se encuentra en la madre y el 35% restante en los tejidos fetales y sus elementos auxiliares, placenta membrans y líquido amniótico. Estos porcentajes se refieren al feto y sus membranas al final del embarazo

Feto: 20% del peso total

A medida que transcurre el embarazo el feto normal crece de manera ininterrumpida desde pesar "nada" hasta llegar a unos cuantos kilogramos. El peso normal final, al nacer, es muy difícil de definir ya que existen grandes variables personales, familiares, étnicas y regionales pero se encuentra alrededor de los 3000 gramos. Catalogamos la normalidad del peso fetal, calculado ecográficamente, mediante curvas de crecimiento fetal que se basan en percentiles estadísticos:

Adecuados para edad gestacional: el rango central, desde el percentil 10 (p10) hasta el percentil 90 (p90)

Pequeños para edad gestacional (PEG): el peso fetal es menor al p10

Grandes para edad gestacional (GEG): su peso es mayor al p90

El peso de nacimiento varía dependiendo del momento en que nazca el bebé, de la genética de los padres, de la nutrición materna, de la función placentaria, del aumento de peso materno, de la acumulación hídrica en sus tejidos, de las enfermedades previas y de las complicaciones obstétricas de la madre y el feto. Lo cierto es que en los últimos 50 años los pesos de nacimiento se han incrementado debido, probablemente, al aumento de peso materno y a la disponibilidad calórica aumentada en presencia de un estilo de vida cada vez más sedentario.

En cuanto a su composición, el 80% del peso fetal esta determinado por su contenido de agua con un contenido graso promedio de 12-16% que varia según su peso al nacer: 2500 gr 6 a 14% de grasa, más de 2500 gr 8 a 20% de grasa. El contenido de grasa en las niñas es mayor que el de los varones. Se requiere insulina fetal para acumular grasa en sus depósitos y dicha acumulación es un signo de nutrición adecuada in útero. El contenido proteíco fetal explica aproximadamente el 12% del peso fetal.

Placenta: 5% del peso total

La placenta y el feto están en íntima relación en lo que a su peso y tamaño se refiere, mientras más grande es la placenta mayor será el peso fetal final. Las pacientes obesas (IMC >30) tienen placentas más grandes y usualmente tienen fetos más pesados que las mujeres de peso promedio. El tamaño, peso y la capacidad funcional placentaria aumentan a medida que avanza el embarazo y hasta la semana 36 y aún cuando puede crecer un poco más a partir de ese punto, lo hace a expensas de tejido no funcional que eventualmente no podrá suplir las necesidades de un feto en crecimiento. Esta es la razón para no prolongar el embarazo más allá de la semana 42.

Al término del embarazo la placenta pesa en promedio 500gr y su peso está determinado primordialmente por agua (88%), proteínas (11%) y grasa (1%)

Líquido amniótico: 10% del peso total

El líquido amniótico se produce y acumula a través de dos fuentes fundamentales, la orina fetal (90%, 500-700 mL/día) y las secreciones pulmonares (10%). El control del volúmen del líquido amniótico se logra mediante la deglución fetal (200-400 mL/día) y la absorción intramembranosa (amnios). En las etapas iniciales del embarazo predomina el componente productivo sobre el absortivo de manera que el volúmen de líquido aumenta progresivamente hasta llegar a su volúmen máximo en la semana 33. A partir de este punto su volúmen se mantiene constante durante algunas semanas y finalmente comienzan a predominar los procesos absortivos sobre los pruductivos y el volúmen comienza a descender a partir de la semana 38 aproximadamente 125 mL. En la semana 38 el liquido amniótico tiene un volumen de 1 a 1.2 litros y contribuye con el peso total de la madre con aproximadamente 1 kilo

recuerda

3D diez semanas

El embarazo no es la excusa, ni te da el derecho, para comer y engordar sin control alguno.

El sobrepeso no es el mejor aliado de la reproducción humana. 

La alimentación sana es un arte que requiere educación, práctica y voluntad.

Las calorías son como los pecados fáciles de adquirir pero muy difíciles de eliminar.

El sobrepeso y la obesidad no son problemas estéticos, son problemas de salud personal que se han convertido en un verdadero problema de Salud Pública.

Si no te consideras capaz de mantener una alimentación adecuada durante el embarazo solicita la ayuda de un nutricionista.

La indulgencia en el comer solo ocasiona sobrepeso: no abuses de las calorías.

recomendaciones

Establece como meta el peso final indicado por tu médico. Aumenta progresivamente de peso según la curva de IMC que te fue asignada. Si es necesario debes perder peso bajo vigilacia especializada.

Ingiere alimentos “sanos” de alto valor nutricional y alta densidad nutricional.

Elimina las “Calorías Chatarra” de baja densidad nutricional y alta densidad calórica.

Utiliza alimentos de poco contenido calórico si quieres aplacar el apetito sin engordar: cotufas de microondas sin mantequilla, vegetales, legumbres, casabe, ensaladas sin salsas aceitosas, etc.

Toma suficiente agua: 6-8 vasos diarios te mantienen hidratada, cumples con los requerimientos del embarazo y disminuye el apetito; además, mejora el estreñimiento.

No sucumbas a todos los “antojos” que se te ocurran.

peso y ganancia

INDICE DE MASA CORPORAL (IMC)

Operación matemática sencilla que arroja un valor que permite clasificarte dentro de uno de cuatro grupos: Bajo peso, Peso Normal, Sobrepeso y Obesidad:  

Calculadora del IMC

Peso (Kilogramos, ej 74 kg)

Estatura (Cm, ej. 161 cm)

IMC

Ubica tu resultado en alguno de estos cuatro grupos y revisa el aumento de peso sugerido por el Instituto de Medicina Americano (a tu izquierda)

*

De este gráfico, basado en el IMC preconcepcional se pueden obtener varias conclusiones:

Ganancia de peso en el embarazo

1.- Mientras mayor es el peso (IMC) antes del embarazo menor será la ganancia de peso durante el embarazo.

2,- En las mujeres de menor peso, incluyendo grados bajos de sobrepeso y obesidad, mientras mayor es la ganancia de peso mayor es el peso de nacimiento del bebé

3.- A mayor peso preconcepcional mayor será el peso del nacimiento del bebé

4.- El problema surge realmente en las poblaciones maternas de bajo peso o desnutridas: si las futuras madres no se alimentan adecuadamente ni obtienen el aporte calórico extra necesario para aumentar de peso sus hijos tendrán bajos pesos y probablemente menos celularidad por órgano, cosa muy importante si se trata del cerebro y su impacto intelectual y cognitivo

Distribución del peso? 

Ganancia de peso en el embarazo

Este gráfico establece los componentes que explican el aumento de peso fraccionado por áreas y sistemas. Lo más llamativo es que los grandes contribuyentes del peso son el feto, el agua y la sangre total. La grasa, que uno tiene tendencia a pensar que es la gran culpable del aumento de peso, es casi insignificante. La grasa corporal, en este caso referencial con 11 kg de aumento de peso constituye menos de 1 kg de la ganancia total de peso.

*

Líquido Amniótico

center

Evolución volumétrica del Líquido Amniótico durante el embarazo

 

Sugerencias

ultrasonidos

Evaluación ecográfica adecuada del embrión y del feto
sugerido → estudio morfológico precoz

vida fetal

Algunos datos interesantes sobre la vida intrauterina del bebé y su entorno
sugerido → cómo vive mi bebé?

cambios y molestias

La explicación de todos tus malestares "normales" y su evolución en el tiempo
sugerido → molestias articulares

prenatal

Algunos datos sobre la alimentación de la embarazada→ nutrición en el embarazo

complicaciones

Selección de las complicaciones más frecuentes del embarazo
sugerido → preeclampsia

infecciones

Enfermedades infecciosas que podrían afectar al feto, vacunación inadvertida
sugerido → VPH y embarazo

parto y puerperio

El embarazo finaliza con el nacimiento del bebé. Será Parto o Cesárea?
sugerido → el puerperio

el recién nacido

Excelente orientación para sobrevivir a los difíciles primeros meses...
sugerido → primer mes de vida