Introducción Ecografía precoz Ecografía morfológica Secuencia ecográfica Eco Doppler y 4D La amniocentesis El corazón fetal
Fecundación, intro Semanas 0 a 20 Semanas 21 a 40 El cordón umbilical La placenta Cómo vive mi bebe? Problemas fetales Maduración pulmonar
Medicación segura Evolución sintomática Ganancia de peso Molestias articulares Náuseas y Vómitos La piel de la mamá Sueños de la mamá Flujo vaginal Laboratorio
Control preconcepcional Control prenatal Exposición a toxinas Embarazada de 35 Nutrición y embarazo Sexo y embarazo Ejercicio y embarazo Violencia y embarazo Embarazo adolescente
Aborto y pérdidas Alto riesgo obstétrico Diabetes gestacional Embarazo ectópico Embarazo múltiple Hemorragias tardías Parto prematuro Placenta previa Preeclampsia
Anemia Diabetes mellitus Obesidad y embarazo Hipertensión crónica Hipotiroidismo Várices y hemorroides
Zika Chikungunya VPH y Embarazo Rubéola congénita Toxoplasmosis Infección urinaria La clamidia Sífilis y embarazo Vacunas y Virus
El parto La cesárea Cuidados de la herida El puerperio Anticoncepción Mastitis puerperal La Maternidad Reflexiones postparto Papel del padre
Recién Nacido Lactancia materna Sueño del bebé Piel del bebé Circuncisión Sepsis neonatal El nombre del bebé Seguridad infantil Carácter y crianza Células Madre

sueños de la mujer embarazada, contenido onírico

Este es un tema muy poco considerado y sumamente interesante. Se ha determinado que la mujer embarazada tiene sueños más frecuentes, más vívidos, mejor recordados al despertar, más variados y tienen relación con la condición del embarazo, el trimestre en el que se encuentra y sobre los cambios corporales que está sufriendo. El lado negativo es que también aumentan las pesadillas.

Cuál es el significado fisiológico, psicológico de los sueños y por qué razón son más frecuentes durante el embarazo? Dejando atrás las consideraciones esotéricas y freudianas de los sueños debe haber una razón evolutiva para explicarlos, pero es un área de poco y reciente estudio y sobran las incógnitas. Con la evidencia disponible trataremos de dar algunas explicaciones para algunos de estos planteamientos:

El elemento más reconocible en el embarazo es la elevación hormonal y sus efectos cerebrales son notorios, la explicación más probable es que los cambios hipnóticos del embarazo se deben, en parte, a sus efectos hormonales sobre el cerebro y a su interacción conocida con los principales neurotransmisores cerebrales que tienen funciones en el sueño, la memoria, el sueño, la depresión, los estados contemplativos y los cambios de humor

La mujer embarazada duerme más y por lo tanto tiene más oportunidad de soñar y por supuesto, de recordar los sueños. El medio ambiente cerebral modificado podría hacer de los sueños algo más vívido y colorido por toda esa nueva información externa, corporal y cognitiva, que durante la vigilia, se presenta en la mujer embarazada.

Los procesos cognitivos, los pensamientos, también se modifican y es frecuente observar este tipo de rumiaciones, causa frecuente de ansiedad y sensación de incompetencia personal y pesadillas:

Estaré cuidando bien mi embarazo?

Estaré haciendo algo malo que pueda afectar a mi bebé?

Sere Buena Madre?

Estoy engordando y poniéndome fea, mi pareja dejará de quererme?

 

los sueños por trimestres

El contenido de los sueños varía a medida que el cuerpo de la mujer embarazada cambia a lo largo del embarazo, sus sueños son ecos de su condición evolutiva y de sus miedos y esperanzas asociadas con la llegada del bebé. Veamos que dice al respecto la Dra. Patricia Garfield PhD, autora de Sueño Creativo y fundadora de la Asociación para el Estudio de los Sueños

Primer Trimestre:

Durante las primeras 13 semanas del embarazo la mujer sueña mucho con temas relacionados a la fertilidad (jardines, frutas y flores) y al agua (natación, lagos, mares).

Los temas oníricos relacionados al agua caracterizan a este trimestre y es común que se reporten sueños del bebé inmerso en agua, peces en su medio natural y la madre nadando (que parece ser una especie de identificación de la madre con su feto)

Segundo Trimestre:

En esta etapa el feto comienza a sentirse en el abdomen materno y comienzan a notarse los cambios del embarazo que ya no se podrán ocultar y los sueños predominantes reflejan los cambios en la forma humana y actividad detectable del bebé y los cambios físicos evidentes en la madre.

Hay muchos sueños sobre animales pequeños y otros elementos culturales que representan bebés. Por otra parte hay muchos sueños que se relacionan a cambios de forma y arquitectura que parecen relacionarse con los cambios evidentes del cuerpo materno

Tercer Trimestre:

En el trimestre final del embarazo los sueños tienen tendencia a indicar cosas, a enseñar, a hablarle a la madre sobre el bebé.

Los sueños están más centrados alrededor del bebé. El bebé habla a la madre y le dice estar bien o le indica el sexo o el nombre que quiere tener o tiene.

También son comunes las referencias a lo desconocido, como soñar con viajes, preparar equipajes, carreteras y las pesadillas relacionadas con trabajo de parto, dificultades durante el parto, nacimiento y dolor

En fin, los sueños durante las primeras etapas del embarazo parecen más coloridos y menos angustiantes que los del último trimestre, imaginamos que las molestias y las preparaciones económicas, administrativas y el dolor inminente propios del nacimiento condicionan buena parte de estos sueños. Es tan apasionante este tema interpretativo de los sueños que quizá quieras ahondar más sobre ellos en esta maravillosa colección

las pesadillas

Si hay algo que sabemos es que el embarazo genera angustia, dudas e impotencia, especialmente en la primeriza. Como mencioné anteriormente la agustia básica se relaciona con las dudas sobre la capacidad de ser una buena madre, hacer las cosas bien durante el embarazo y criar corectamente al bebé

Las pesadillas sobre los temores y la ansiedad relacionadas con el Trabajo de Parto, el Parto y la Cesárea, la Maternidad y la Lactancia son muy comunes y se reflejan en pesadillas que resultan muy comunes al final del embarazo.

Los sueños típicos se tratan sobre accidentes con el bebé, dejarlo caer, no alimentarlo correctamente, que se lo quiten, que se enferme o muera. Estas pesadillas indican la ansiedad relacionada con la capacidad de la madre para cuidar al bebé, aun si la madre está tranquila siempre existe cierto grado de incertidumbre y los sueños, aun cuando no parezcan pesadillas y se consideren normales pueden generar cierta preocupación.

Las pesadillas o los sueños con contenido negativo deben ser tomados en serio y discutidos con el obstetra ya que informar, descartar problemas y afianzar el autoestima disminuye los temores y la ansiedad. La información adecuada evita la confusión y atenúa las angustias y representa la mejor opción para disminuir las reacciones oníricas negativas.

higiene del sueño

Durante el embarazo se hace difícil encontrar una posición cómoda para dormir. El abdomen le pesa, el bebé se mueve y no puede seguir durmiendo de la forma en que estaba acostumbrada,.

Al principio del embarazo podrás dormir como lo hacías regularmente, incluso boca arriba o boca abajo, pero hacia el final, el abdomen es tan abultado y pesado que esta última posición es casi imposible de asumirse y de hecho es contraproducente para ti y tu bebé.

A que se debe la incomodidad para dormir?

• Aumento del tamaño abdominal

• Dolor de espalda

• Acidez estomacal, reflujo esofágico

• Dificultad para respirar, mareos y sensación de desmayo

• Insomnio, sueños vívidos, pesadillas

¿Cuál es la mejor posición para dormir durante el embarazo?

• La mejor posición para dormir durante el embarazo es "SUELA" (sueño de lado). La posición "ideal" es la lateral izquierda pero también se puede dormir sobre el lado derecho: la posición lateral aumentará la cantidad de sangre y nutrientes que llegan a la placenta y el bebé, y prevendrá la hipotensión materna por compresión de los grandes vasos abdominales.

Nota: si el bebé se mueve mucho es porque está oxigenado y contento; esto suele ocurrir cuando adoptas cualquier posición lateral. Por alguna razón muchas mujeres piensan que se mueve mucho porque esa posición les molesta o le hace daño, todo lo contrario...

• Para hacer la posición lateral más placentera puedes asumir la posición fetal con rodillas flexionadas y colocar una almohada entre las piernas.

• Si tienes dolor de espalda, puedes colocar una almohada bajo el abdomen y otra en la espalda estando en la posición lateral

• Si tienes acidez o dificultad para respirar durante la noche, puedes colocar más almohadas (usualmente se requieren 2-3 almohadas)

No existe posición totalmente cómoda durante el final del embarazo y el sueño se interrumpe frecuentemente por la frecuencia urinaria, movimientos bruscos del bebé, insomnio, pesadillas y dolores variados...

No me gusta dormir de lado ni boca arriba, yo duermo boca abajo...

La dueña del cuerpo puede pensar lo que quiera y tratar de hacer lo que le gusta pero la naturaleza finalmente se impondrá, el útero crecerá tanto que al acostarse boca abajo será imposible estar cómoda. La postura te llevará naturalmente a uno u otro lado