Introducción Ecografía precoz Ecografía morfológica Secuencia ecográfica Eco Doppler y 4D La amniocentesis El corazón fetal
Fecundación, intro La Prueba de Embarazo Semanas 0 a 20 Semanas 21 a 40 El cordón umbilical La placenta Cómo vive mi bebe? Problemas fetales Maduración pulmonar
Medicación segura Evolución sintomática Ganancia de peso Molestias articulares Náuseas y Vómitos La piel de la mamá Sueños de la mamá Flujo vaginal Laboratorio
Control preconcepcional Control prenatal Exposición a toxinas Embarazada de 35 Nutrición y embarazo Sexo y embarazo Ejercicio y embarazo Violencia y embarazo Embarazo adolescente Sesión fotográfica
Aborto y pérdidas Alto riesgo obstétrico Diabetes gestacional Embarazo ectópico Embarazo múltiple Hemorragias tardías Parto prematuro Placenta previa Preeclampsia
Anemia Diabetes mellitus Obesidad y embarazo Hipertensión crónica Hipotiroidismo Várices y hemorroides
Zika Chikungunya VPH y Embarazo Rubéola congénita Toxoplasmosis Infección urinaria La clamidia Sífilis y embarazo Vacunas y Virus
El parto La cesárea Cuidados de la herida El puerperio Anticoncepción Mastitis puerperal La Maternidad Reflexiones postparto Papel del padre
Recién Nacido Lactancia materna Sueño del bebé Piel del bebé Circuncisión Sepsis neonatal El nombre del bebé Seguridad infantil Carácter y crianza Células Madre

sesión fotografica durante el embarazo

El embarazo es un cambio importante en la vida de la mujer y su pareja y generalmente involucra a toda la familia. Los obstetras nos encargamos del bebé y de su mami pero únicamente documentamos los cambios del embrión y del feto. Obtenemos fotos en grises y en 3 dimensiones, coloridas, de los bebés. Pero no documentamos gráficamente los cambios maternos. Todo recurso que favorezca la integración de la pareja y de la familia con la mujer embarazada es invalorable, genera conciencia sobre el embarazo y los cuidados especiales de la futura madre, genera empatía y solidaridad y nos deja, además, un recuerdo perdurable para la familia.

Fuera de nuestro consultorio las futuras mamas también desean documentar su barriguita, los cambios de su cuerpo, la evidencia de su embarazo y de la presencia de un bebé que no pueden ver, pero que pueden sentir; y los testigos, evidentemente, saber que está embarazada y que dentro de ese abultado abdomen hay un bebé en desarrollo, querido y esperado...

La creatividad de la mamá ha sido puesta a prueba y vemos con gusto múltiples manifestaciones artísticas que ponen en evidencia un embarazo deseado y orgullosamente asumido. Las sesiones fotográficas de las embarazadas han tenido un bonito repunte y gran auge en los tiempos recientes. Aun cuando muchos dispositivos pueden producir buenas imágenes, la fotografía profesional, de calidad y artísticamente lograda durante el embarazo no tiene precio y además sirve de base para poblar los “Social Media” personales con el bello producto obtenido.

La sesión fotográfica es un documento inequívoco de su viaje hacia la maternidad y es un bonito recuerdo de su cuerpo gestante, del sentimiento hacia su bebé y del orgullo de su presencia, el periodo es corto y una bonita foto de los grandes cambios determinados por el embarazo indica compromiso, unión familiar, amor de pareja, felicidad.

Cuando hacer el reportaje fotográfico?

Usualmente recomendamos la fotografía a partir de la semana 26 del embarazo (inicio del tercer y último trimestre) pero antes de llegar al término, semanas 37-40.

En la semana 26 la barriguita es pequeña, redonda y de un tamaño suficientemente grande para dejar en claro que es un embarazo, la mujer está poco hinchada (por edema) y algunos cambios cutáneos aun no son tan marcados: el cloasma gravídico, la línea negra abdominal, las estrías y la protrusión umbilical, aun no son francamente evidentes. La paciente se siente bien, no tiene molestias articulares y puede asumir posiciones estáticas sin dificultad. En pacientes delgadas el abdomen es bastante visible y algunas de nuestras pacientes inician su documentación fotográfica en esta semana, coincidiendo, por cierto, con el ultrasonidos 3D-4D del rostro fetal, logrando bonitas integraciones bebé-mamá

Después de la semana 30 el abultamiento abdominal es inequívoco y a partir de esta semana y hasta la 36 se establece el período donde con mayor frecuencia se llevan a cabo las sesiones fotográficas. Hay ciertos cambios fisiológicos que pueden ser molestos para la imagen final de la paciente (edema facial o de los tobillos, los cambios de coloración cutáneos -linea nigra, cloasma gravídico-, protrusión umbilical y las estrías gravídicas) pero pueden ser corregidos con algo de maquillaje, efectos de iluminación y el uso de recursos que obstruyen la visión de ciertos cambios que no queremos sean visibles (flores, ropa, juguetes).

Mis recomendaciones

Considerar la sesión fotográfica entre las semanas 26 y 36

Evita las posiciones donde estés acostada sobre tu espalda por largo tiempo para evitar la hipotensión

Para desinflamar los tobillos puedes elevar las piernas antes de la sesión para que el líquido acumulado se disperse

Puedes usar maquillaje para modificar los cambios cutáneos molestos

Puedes pintar el cabello, no hay evidencia médica que contraindique el uso de tintes para el cabello durante el embarazo.

Alguna contraindicación?

Ninguna en ausencia de complicaciones obstétricas que requieran reposo

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

un bello recuerdo

Al bebé lo vemos muchas veces durante el embarazo y dejamos evidencia de ello:

Pero no queremos olvidarnos de su mami, detalle que remediamos en una bella sesión fotográfica gestacional, la sesión fotográfica del embarazo: un bonito y duradero recuerdo!

 

 

 

 

 

 

 

 

Las opciones son infinitas...