La importancia del control preconcepcional

Esta nueva "concepción" de la obstetricia se origina en el valor que ha adquirido la prevención en la medicina moderna.  Históricamente el inicio de la medicina solo atiende las enfermedades y los intentos barbáricos para obtener la curación,  Progresivamente y a través de los siglos el conocimiento va aumentando y se mejoran los procedimientos curativos a la vez que comenzamos a entender el origen de las enfermedades y por qué y quienes las producen. Al conocer la causa puedo prevenir que esta influya sobre el ser humano, así la puedo detener o atenuar antes de que se produzca la enfermedad. Prevención!

La prevención sugiere un avance médico importante que va más allá que los avances terapéuticos exquisitos de la medicina curativa actual y además, es usualmente más barato y menos traumático para el paciente.  La prevención trata de que sigamos siendo personas y no lleguemos a la categoría de pacientes.

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

Indicaciones preconcepcionales

La obstetricia tradicional comenzaba cuando la mujer tenía meses de retraso menstrual o peor aún, cuando tenía los dolores que precedían al parto. Sin pruebas de embarazo ni ecografía había que determinar si ese crecimiento abdominal era un tumor o un bebé. Al aparecer la ecografía se podían ver manchones que supuestamente representaban al bebé: con el tiempo esos manchones fueron mejorando en calidad (gracias al avance tecnológico) y ahora podemos ver imágenes tan bellas y detalladas como las que abundan en este sitio web.

Pero surge la pregunta: de que me sirve ver con lujo de detalles al bebé si no se hizo nada por prevenirle enfermedades? Claro, se hizo el diagnóstico prenatal y es posible que se hayan tomado algunas medidas pero no hubiese sido mejor prevenir algunas de ellas? Pues sí! ahí entra el control antes del embarazo, el control Preconcepcional

Que se hace en el Control Preconcepcional?

En líneas generales es una consulta ginecológica usual donde la paciente refiere estar planificando un futuro embarazo.  El médico realiza una historia clínica haciendo especial énfasis en factores de riesgo, hábitos y enfermedades que pudiesen complicar el embarazo en términos maternos y fetales y sugiere estrategias para controlarlos o eliminarlos

Estrategias indicadas en el Control Preconcepcional y sus beneficios:

1.- Inicia la ingesta de Acido Fólico: Se ha demostrado que las pacientes que toman ácido fólico al menos un mes antes de estar embarazadas limitan considerablemente el riesgo de Espina Bífida y sus variantes. La dosis recomendada para las pacientes con riesgo (personal o familiar) es de 4 mg al día, pero como los folatos no generan efectos secundarios y en muchos lugares no existe la presentación de 4 mg acostumbramos a usar una dosis de 5mg diarios aun ante la ausencia de factores de riesgo. La dosis diaria aprobada por la FDA es de 0.4mg si no existen riesgos pero tratamos a todos como si lo tuvieran. Si llegásemos a encontrar alguna contraindicación suspenderíamos de inmediato esta acción pero hasta el momento no existe y hay que recordar que Venezuela es un país con alta tasa de desnutrición (como lo son muchos países del mundo)

2.- Inicia la ingesta de Vitamina D: Estoy considerando el uso diario de al menos 1000 UI de Vitamina D, ya que según reportes actuales es muy frecuente su deficiencia aún en países del trópico con alta exposición solar. La dosis diaria se ajhustará de acuerdo a sus niveles plasmáticos (VN 40-60 ng/mL). Para el estándar actual se calcula que la dosis adecuada para un adulto es de aproximadamente 6000 UI al día

3.- Inicia la ingesta de Omega 3: Los aceites de pescado (ácido decosahexaenóico, marcas comerciales: Piscis 3, Maxepa, Ometrix) usados antes del embarazo o desde sus etapas tempranas han demostrado ser muy beneficiosos en la prevención del parto pretérmino (parto prematuro) y del retardo del crecimiento fetal, imprimen una mayor maduración del sistema nervioso central fetal y es posible que ayuden a corregir los efectos adversos de los problemas hipertensivos maternos.

4.- Ejercítate físicamente: Según artículos médicos de reciente publicación el ejercicio físico antes y durante el embarazo no solo mejora las condiciones físicas y la sensación de bienestar maternos sino que trae beneficios a corto, mediano y largo plazo sobre el feto y el futuro infante. Recomiendo la lectura de mi artículo publicado en este sito: Ejercicio y embarazo donde encontrarás una completa reseña sobre este tópico

5.- Elimina el uso de tabaco y cigarrillos: Es fundamental la eliminación del cigarrillo de la vida de la mujer embarazada. No hay lugar para el egoísmo materno cuando el fumar durante el embarazo puede alterar la circulación fetal y el aporte de oxígeno y nutrientes de la madre al feto. FUMADORA & Embarazada? Dejando de lado el daño potencial para tu bebé, tu riesgo de morir por complicaciones cardiovasculares es altísimo. Especialmente después de los 35 años. En otro artículo Amargando a tu bebé puedes encontrar el decálogo de las cosas que no debieras hacer durante el embarazo

6.- Aleja el alcohol de tu vida: el alcohol ocasiona un triste cuadro fetal y del recién nacido conocido como Síndrome Fetal Alcohólico caracterizado por malformaciones congénitas y trastornos intelectuales y del desarrollo psicomotríz

7.- Deja las drogas: si eres usuaria de cocaína (heroína, bazuco y cualquier otra) busca ayuda y haz un esfuerzo sublime por tu bebé futuro, no le hagas propenso a malformaciones congénitas, a morir dentro de tu útero a ser pequeño y discapacitado. Necesitas más explicaciones?

8.- Involúcrate activamente y controla tus enfermedades crónicas: es tu responsabilidad de vida (y de tu futuro) el controlar adecuadamente las enfermedades crónicas que te aquejan. Voy a mencionar sólo dos por su frecuencia, importancia y posibilidad de control. Diabetes: es sabido que la diabetes sin control conduce a complicaciones maternas antes durante y después del embarazo (si es que llega a feliz término) pero es que una glicemia descontrolada y de larga data conduce a malformaciones fetales frecuentes y severas, un control adecuado de la glicemia por al menos 3 meses antes del embarazo limita los efectos adversos de la diabetes sobre el feto (y naturalmente sobre la madre). Hipertensión: las pacientes hipertensas tienen un número mayor de complicaciones materno-fetales que sus contrapartes sanas; de ellas podemos mencionar algunas como preeclampsia, retardo del crecimiento fetal, prematuridad, desprendimiento placentario, cesárea de emergencia, muerte materna y fetal. Cualquier enfermedad crónica que antecede al embarazo controlada de manera adecuada mejora el pronóstico materno-fetal. Una exposición mayor sobre hipertensión y embarazo la puedes encontrar siguiendo estos enlaces: Preeclampsia e Hipertensivas y Embarazo

9.- Conoce tu estatus infeccioso viral: Pide que te realicen pruebas virales para saber si eres inmune o no. La más importante es la Rubéola ya que si no la has sufrido de hacerlo durante el embarazo sus efectos sobre el bebé son devastadores. De ser negativa se te vacunará pero deberás esperar 3 meses antes de salir embarazada.

10.- Planifica tu economía: es conveniente establecer un pequeño fondo de ahorro para los gastos que inmediatamente involucra el nacimiento de un bebé y sus atenciones inmediatas: pediatra, vacunas, pañales, medicamentos, leche. Si el embarazo no es una cosa cercana, establece un fondo en moneda fuerte que no sufra devaluación: dólares o euros, por ejemplo

11.- Compra un Seguro de Maternidad que incluya a tu bebé al nacer: o verifica que tipo de seguro te ampara en tu trabajo.  Hay que tener presente que un seguro personal no se puede usar para maternidad hasta después de los 11 meses de contratado el servicio, esto quiere decir que hay que pagar al menos 2 años de seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM) para que tengas cobertura durante el nacimiento de tu bebé. Si tu bebé va a nacer en un hospital público asegúrate de evaluar la mejor opción posible en lo que a atención y recursos se refiere

decálogo de la Amargura Fetal o como garantizar la lesión de tu bebé mediante agresiones que conduzcan de manera irremediable hacia daños permanentes

Para muchas mujeres los cuidados hacia el bebé comienzan después de su nacimiento, evitan que lo toquen con las manos sucias, que le fumen en las cercanías, que se moje bajo la lluvia; en fin, evitan cualquier situación que pueda menoscabar la salud de su angelito pero, se preocuparon de cosas parecidas durante su embarazo?  Muchas veces no! Y eso sugiere un gran egoísmo, ignorancia o falta de sentido común.   

I.- Toma Alcohol: de cualquier tipo y sin discriminación. Para que quedarte en casa si puedes salir con tus mejores amigos y tomar todo el alcohol que desees hasta llegar a un coma etílico?  Y que importa si tomo tan solo un poco? Mis amigos dicen que eso no hace daño al bebé (sin embargo algunos de sus hijos repiten interminablemente el Tercer Grado de educación básica).  A fin de cuentas el Síndrome Fetal Alcohólico no es frecuente y tampoco es para armar tanto alboroto el tener un bebé con malformaciones cráneo-faciales, que convulsione ocasionalmente y que no llegue muy lejos con su intelecto. 

II.- Fuma todo lo que quieras: no te parece injusto que tu tengas que dejar de fumar solo por el hecho de que estas embarazada?; además, si tu esposo o tus amigas fuman tu también tienes tus derechos, o no?  Tan solo por el hecho de que el peso final de mi hijo va a ser menor a lo esperado o que haya un poco más de riesgo de abortos, prematuridad, o muerte fetal no me parece que sea motivo suficiente para dejar el cigarrillo durante mi embarazo, eso si, cuando haya nacido mi bebé y vengan las visitas (especialmente “esos” amigos de mi esposo) ya saben que esta terminantemente prohibido fumar en mi habitación, Vds. saben, para que el cigarrillo no afecte a mi bebé...

III.- Usa Cocaína y otras Drogas Ilícitas: total, parece divertido, muchas personas las usan y debe ser bueno porque los narcotraficantes hacen mucho dinero y los drogadictos van a muchas fiestas y a veces tienen el privilegio de visitar la Morgue.  A todas estas, que tiene de malo celebrar mi embarazo con un vuelo alto o una “nota” psicodélica?  Como yo nunca he oído hablar de Preeclampsia, Retardo del Crecimiento Intrauterino, Desprendimiento Prematuro de Placenta, Óbito Fetal u otro de esos términos rimbombantes, seguro eso son inventos y no van conmigo así que con mis vicios no se metan. 

IV.- Toma cualquier Medicamento: por cualquier razón, cuando quieras y sin preguntar a tu obstetra.  Si tus amigas  o vecinas o cualquier persona de la calle te dice que es lo que debes tomar (sea medicamentos de farmacia, naturistas o caseros), haz caso, que seguro esas personas saben más que tu médico. Y al bebé?  Tranquila, a ese no le pasa nada! Los casos reportados de abortos, atrofia de miembros, cardiopatías congénitas, muerte fetal in útero o trastornos neurológicos son pura exageración mediática. 

V.- Haz Ejercicios hasta colapsar: qué importa que te deshidrates severamente y que toda tu sangre oxigenada nutra a tus músculos y no llegue nada al bebé.  La falta de perfusión uterina y la hipoxia fetal sostenida solo lesionarían el cerebro fetal, alterarían su crecimiento y a veces, solo a veces, podrían matar a ti y/o a tu bebé… gran cosa. Corre 42 kilómetros, levanta pesas de 100 kilos, bucea en las profundidades extremas, haz 3 horas de Aeróbicos seguidas; todo esto especialmente si nunca lo has hecho, abusa de tu cuerpo! Nadie ha dicho que las fracturas, los traumas abdominales directos o la Aceleración/Desaceleración bruscas tengan algún efecto sobre tu embarazo. No es justo que el embarazo limite tus deseos de tener una figura de Top-Model o de ser la Reina del Deporte-Extremo

VI.- Libérate Sexualmente: el embarazo es el momento propicio para tener múltiples relaciones sexuales con parejas particularmente promiscuas. La Sífilis, la Gonorrea, las Hepatitis B y C, el VPH y el SIDA son solo mitos que no afectan tu salud ni la de tu bebé. Un invento mediático, como muchos otros! 

VII.- Haz Dietas Salvajes: Por qué dañar la Figura que tanto esfuerzo y dietas me ha costado?  Creo que voy a seguir mi dieta y no voy a permitir que mi cuerpo se deforme por el embarazo; incluso, si me pongo gorda mi marido es capaz de buscarse “otra”.  Si, mejor no como nada y me mantengo estupenda! En cuanto al bebé, bueno, ya comerá cuando nazca, que importa que le falten uno o dos nutrientes fundamentales durante su desarrollo? O todo lo contrario: 

VIII.- Practica el Pecado de la Gula: se esclava de toda indulgencia en el comer, especialmente si es comida chatarra, toma refrescos, come hamburguesas, papas fritas y todo cuanto pase por tus manos y se anteponga ante tus ojos. Cuál es el problema de aumentar 30 kilos si ya te casaste? Y que importa si tienes un Bebé Macrosómico o a ti te da Diabetes, Preeclampsia o alguna forma de hipertensión?  Puro cuento! 

IX.- No controles tu Embarazo: a fin de cuentas seguro conoces amigas que no se controlaron y no tuvieron problemas; claro, el niño o la niña no pasó de segundo grado de primaria pero seguramente eso es de familia… además, para que vas a pagar consultas, estudios de laboratorio, Ecos o seguir las indicaciones de un especialista que seguramente no sabe mayor cosa acerca del embarazo humano. Que palabra tan vacía esa de Prevención! 

X.- Olvídate del Sentido Común: tú sabes, ese sentido que te indica de manera instintiva o aprendida que existen situaciones peligrosas o potencialmente dañinas para el individuo; éste es el Sentido más difundido en la población mundial, fíjate, nadie se queja de no tenerlo. Sin sentido común tu vida y la de los demás se puede hacer muy pero muy divertida aunque corta, muy corta! 

Quiero terminar con un llamado a tu fibra maternal, a tu instinto ancestral de madre. Quiero apelar a tu decisión y razones para tener un bebé, tu cumplimiento del designio primordial de la naturaleza, la supervivencia de la Especie Humana y el deseo natural de preservar tu estirpe. Una buena madre no es solo aquella que cuida bien a su hijo, que le baña diariamente y le enseña a cepillarse los dientes, que le cambia sus pañales o le viste o le paga su educación y alimentación, que le lleva al pediatra y se preocupa por su salud; una buena madre comienza a serlo desde el momento en que planifica su embarazo y una vez logrado cuida de su bebé en su etapa más crítica y dependiente: la vida intrauterina.

dudas frecuentes

Los Ecosonogramas no implican riesgo fetal (>30 años de uso sin lesiones fetales avalan su seguridad)

ecos

No hay dosis segura de alcohol, evítalo. Una copa de vino en una fiesta no será mayor problema pero no podemos avalar su uso, sé prudente!

alcohol

Puedes comer sushi (pescado crudo a la japonesa) si es un lugar de higiene adecuado, pero lo dejo a tu criterio. Los riesgos son bajos pero existentes, embarazada o no:

Parásitosis, salmonellosis, disenteria, sobredosis de mercurio...

sushi

Te puedes teñir el pelo después de la semana 12 (por seguridad): el contacto es mínimo si lo hacen en la peluquería además, no hay reportes sobre malformaciones atribuibles a los tintes. También puedes pintarte las uñas y depilarte sin riesgo para tu bebé. 

tintes

Las fotocopiadoras, las computadoras, los hornos microondas y los teléfonos celulares no emiten radiaciones ionizantes y se consideran tecnología segura para la mujer embarazada

fc

No todas las sustancias “naturales” son inocuas así que te sugiero que preguntes antes de usar medicamentos “naturistas” y te abstengas de usar aquellos que no tengan estudios que razonablemente avalen su uso en el embarazo.

marihuana

No hay problema en usar anestésicos locales durante tus tratamientos odontológicos 

anestesia

La Vacunas contra la Hepatitis B y el Tétanos son seguras durante el embarazo porque no contienen agentes vivos.

vacunaciones

El tomar sol de manera “razonable” no afecta a tu bebé

asoleada

 

 

retorna la sensatez

Tu bebé creciendo y tu con estas cosas...

Nueve meses no son una eternidad y un adecuado sacrificio durante este periodo puede marcar la diferencia entre un hijo sano y productivo o uno enfermo y limitado. Solo imagina tu vida sabiendo que “algo” inadecuado que hiciste durante el embarazo condujo a la lesión cerebral que tu bebé tendría hoy día y que le impide caminar o tener una vida normal: no te sentirías culpable el resto de tu vida? No querrías retroceder en el tiempo y borrar esos fatídicos días en que hiciste ese “algo” inapropiado que afectó a tu bebé, a tu ser más querido?  Este articulo fue escrito para alertar a tiempo sobre esos “algos” en “esos días aciagos” para que nunca ocurran, una manera de evitar que ese mal sueño siga siendo una pesadilla al encender la luz. 

One happy pregnant woman!

feliz