anemia

La anemia se refiere a la disminución de los valores de hemoglobina en la sangre por debajo de ciertos niveles establecidos (en realidad disminuye el tamaño y el número de glóbulos rojos, la concentración de hemoglobina en cada uno de ellos y el valor de la hemoglobina total).  Los valores normales oscilan entre 12-16 gr. de hemoglobina en la mujer no embarazada y 11 a 14 gr. en la embarazada. En este artículo trataremos exclusivamente la anemia de origen nutricional por baja ingesta de hierro, anemia ferropénica nutricional

consideraciones

Esta es una de las afecciones más frecuentes de la población mundial, de hecho, es un problema de salud pública: se calcula que al menos 2 BILLONES (2.000.000.000.000) de personas sufren esta enfermedad y aproximadamente un 50% de los casos se debe a deficiencia de hierro (Anemia Ferropénica), por lo tanto se la clasifica como una enfermedad nutricional y así como una enfermedad que fundamentalmente afecta a poblaciones pobres del mundo especialmente a los niños, adolescentes y mujeres embarazadas. Por ejemplo, en un país africano (Costa de Marfil) se diagnosticó anemia en el 80% de los niños en edad preescolar (2-5 años) y en el 50% de las mujeres y niños en edad escolar.

¿Como se manifiesta? Las manifestaciones de la anemia son tan variadas que se le denominado la  "gran simuladora" ya que los síntomas pueden presentarse de diversas maneras y formas, simulando una gran cantidad de enfermedades, dependiendo de cada persona; su sexo, su edad y su coexistencia con un embarazo. Los síntomas que con mayor frecuencia se reportan debido a la anemia son los siguientes

Palidez en la piel y mucosas, uñas frágiles y quebradizas

Fatiga, debilidad, dificultad respiratoria, intolerancia al ejercicio, falta de interés

Mareos, vértigo, dolor de cabeza, taquicardia, palpitaciones

Inflamación y molestias linguales y de la garganta; falta de apetito

Deseo intenso de comer sustancias no nutricionales (la pica): comer hielo es muy frecuente en regiones donde lo hay pero se reporta con frecuencia la ingesta de cal de paredes (frisos) o tierra en muchas regiones, especialmente pobres

¿Que la produce? Como se mencionó anteriormente la causa más frecuente de anemia (50%) es la deficiencia nutricional, fundamentalmente por deficiencia de hierro en la dieta (Ferropenia, anemia ferropénica) y de otros factores necesarios para la síntesis de hemoglobina (acido fólico y vitamina B12). El 50% restante de las causas de anemia incluye una gran variedad de enfermedades adquiridas o hereditarias que condicionan su aparición

¿Como se diagnostica? El diagnostico es sumamente sencillo y económico. Solo se necesita practicar una hematología que incluya el nivel de hemoglobina y ciertos valores opcionales asociados a los glóbulos rojos tales como número, forma, color y contenido de hemoglobina. Si no se cuenta con un laboratorio se puede medir el hematocrito sanguíneo (columna de glóbulos rojos medida en un tubo fino) o sencillamente dar tratamiento (sin hacer el diagnostico de laboratorio) en base de los síntomas y signos manifestados por el paciente

Anemia durante el embarazo? Esta es una condición especial debido a que representa un subgrupo con frecuencia afectado, con criterios diagnósticos diferentes y posibles consecuencias sobre un testigo inocente: el bebé

Los valores de concentración de hemoglobina durante el embarazo son discretamente menores que los de la mujer no embarazada y se consideran normales entre 11 y 14 gr pero hablamos de anemia durante el embarazo cuando los valores son menores de 11 gr. durante los primeros (semanas 1 a 13) y los ultimos 3 meses del embarazo (semanas 26 a 40) y menores de 10.5 gr. durante el segundo trimestre (semanas 13 a 26)

El feto se comporta como un parásito muy eficiente y siempre obtendrá el hierro necesario proveniente de su madre de manera que durante el embarazo la madre consumirá sus depósitos de hierro aceleradamente (fabricar nuevos glóbulos rojos para su propio uso y el hierro transferido al feto y su placenta para la síntesis de hemoglobina y otros sistemas que necesitan el hierro para el funcionamiento y desarrollo celular); por esto la madre debe compensar esta nueva demanda mediante el consumo de hierro en su dieta o a través de suplementos para hacer frente a esta nueva e inevitable demanda.

Generalmente la dieta no compensa esta nueva demanda así que es rutina necesaria suplementar la ingesta de hierro mediante el uso de preparaciones de hierro durante todo el embarazo aun en pacientes que no manifieste anemia ¿Cual es el tratamiento? La corrección de los niveles de hierro sanguíneos y de sus depósitos en la médula ósea es el tratamiento indicado en la anemia ferropénica

Prevención: la mejor estrategia es prevenir la anemia mediante una dieta adecuada, esto no solo evitaría la anemia sino todas aquellas enfermedades asociadas con la desnutrición.  Esto parece fácil pero recuerda que la mayor parte de la población mundial  vive en condiciones nutricionales limítrofes o francamente precarias. Los gobiernos son los responsables de la nutrición de sus pueblos.

El uso de suplementos de hierro antes, durante y después del embarazo previene la anemia y sus complicaciones

Tratamiento lento: Una vez diagnosticada la presencia de anemia usualmente utilizamos preparaciones ferrosas de administración por vía oral en dosis un poco más altas que la dosis rutinaria preventiva. La mayor parte de los pacientes son manejadas de esta forma si se hace el diagnostico precozmente, los valores de hemoglobina son superiores a 8.5 gr.,  la paciente es asintomática o la fecha del parto no esta muy cercana

Tratamiento rápido: en casos de anemia severa con valores menores a 8.5 gr. y en presencia de pacientes sintomáticas o con fechas de parto muy cercanas escogemos tratamientos rápidos que pueden incluir el uso de hierro por vía intramuscular, intravenosa

Tratamiento inmediato: recurrimos a transfusiones sanguíneas  en la paciente con anemia severa (casi siempre en pacientes sintomáticas con valores menores a 7 gr. )  especialmente si nos encontramos en la fecha del parto o la cesárea. Posteriormente la paciente debe consumir suplementos de hierro para corregir su déficit de hierro circulante y llenar sus depósitos para evitar la recurrencia de la anemia

¿Que puedo hacer?

Una dieta balanceada y con productos animales es la acción más importante para evitar un cuadro anémico severo; la dieta debe incluir carnes de res, pollo o pescados

Tomar tus suplementos de hierro evita la aparición de anemia durante el embarazo debido a que los requerimientos de hierro están muy aumentados

Si eres totalmente vegetariana debes utilizar complementos de hierro y vitamina B12 para permitir que se satisfagan todas las necesidades del bebé.  La dieta vegetariana no aporta los requerimientos diarios de vitamina B12.

Lo que no debo hacer

No controlar tu embarazo es el primer paso para una complicación obstétrica

Comer de manera desordenada y no balanceada es fatal

Por cuanto tiempo se debe tomar el hierro? Durante todo el embarazo, particularmente después de la semana 18 del embarazo y el tiempo que sea necesario después del parto para rellenar tus depósitos de hierro en médula ósea.

complicaciones no obstétricas

Anemia, desanimo

Pobre rendimiento laboral en adultos productivos

Pobre desarrollo cognitivo y rendimiento escolar en niños y adolescentes

Intolerancia a sangramientos por cirugía, accidentes

Riesgo quirúrgico aumentado por infecciones, complicaciones operatorias y trastornos de la cicatrización

Reporte Anemia OMS Unicef (.pdf). inglés

Globulos rojos normales

Glóbulos rojos normales

Anemia ferropénica (anemia por falta de hierro): glóbulos rojos mas pequeños escasos y pálidos

Anemia y desnutrición infantil: van de la mano!

anemia y desnutricion infantil

complicaciones obstétricas

Posible aumento del riesgo de prematuridad y crecimiento fetal retardado

Marcador directo de un estado de desnutrición materna que sugeriría deficiencia nutricional fetal

Intolerancia materna a la pérdida sanguínea propia de un parto o cesárea.

Riesgo aumentado de infecciones puerperales