Rubéolavirus

La Rubéola es una enfermedad infectocontagiosa de la infancia (especialmente adquirida entre los 5 y 9 años, edad escolar, contacto con muchos otros niños) ocasionada por un virus, el virus de la rubéola.

Debido a que es una infección de la infancia, el 75-85% de las mujeres en edad reproductiva son inmunes a la rubéola y no deben preocuparse de esta enfermedad ya que la inmunidad adquirida dura toda la vida (tienen anticuerpos contra la rubéola en su sangre).

Es una enfermedad bastante inocua, asintomática en la mayoría de los afectados, se manifiesta con fiebre discreta, manchas cutáneas muy poco llamativas y poco toque al estado general.

El problema? que sufrida por primera vez en las primeras semanas del embarazo es sumamente agresiva contra el embrión-feto y ocasiona severos daños irreversibles

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

Rubéola y Sindrome de Rubéola Congénita

¿Como se manifiesta?

En el 50% de los casos la rubéola no produce ningún síntoma (asintomática), es por ello que muchas pacientes no tienen conocimiento de haberla sufrido

Cuando hay síntomas estos son muy leves y por ello se considera a la rubéola como una enfermedad poco agresiva en vida postnatal: veamos la evolución natural de la enfermedad

Día 0, contagio: La rubéola se propaga y se contagia mediante el contacto directo con secreciones nasofaringeas, saliva y gotitas respiratorias (de la tos) provenientes de una persona (escolar) infectada

Días 1-9, multiplicación viral: El virus pasa al sistema respiratorio y linfático del nuevo huésped donde se multiplica durante 7-9 días para generar un numero suficiente de partículas virales capaces de pasar a la sangre y comenzar a generar las manifestaciones propias de la enfermedad.

El paciente no tiene ningún síntoma.

Día 10-15, virus en sangre: Los virus se diseminan por vía sanguínea (viremia) a todos los órganos y sistemas del organismo y se pueden aislar en heces, orina, secreciones respiratorias y nasofaríngeas. 

En este punto el paciente sigue siendo asintomático pero ya es contagiosos para otras personas

Día 16-21, enfermedad sintomática: Aparecen los primeros síntomas de la enfermedad manifestándose por  discreto malestar general y una erupción maculo/papular (manchas y pequeñas pepitas) rojas que posteriormente se acompaña de ganglios inflamados detrás de las orejas y en la parte posterior del cuello (adenopatías) y molestias articulares en las rodillas y dedos

Día 22-28, convalescencia: Han desaparecido todos los síntomas a excepción de los articulares (que pueden persistir por semanas) y algunos ganglios que pueden ser palpables de por vida. 

El paciente sigue secretando virus por las vías respiratorias, o sea, es asintomático pero sigue siendo infeccioso para otros durante estos 7 días. 

Día 29-30, curación: Paciente sano y no infeccioso para otros

¿Como se diagnostica?

En la mitad de los casos se diagnostica por las características particulares de la enfermedad, tanto en hombres como en mujeres

En las personas asintomáticas se descubre que sufrieron rubéola debido a la presencia de anticuerpos específicos durante un examen de laboratorio: casi exclusivamente en mujeres durante el control preconcepcional o el control prenatal; rara vez se pide un examen de anticuerpos contra rubéola (serología de rubéola) en un hombre porque no tiene mayor importancia medica, al menos en lo que a la reproducción se refiere.

La única manera demostrable de la infección por rubéola se logra a través del laboratorio demostrando los anticuerpos contra el virus o detectando las secuencias genéticas especificas del virus (un estudio llamado PCR: polymerase chain reaction)

Rubéola congénita (SRC)

Aquí es donde empieza el problema, la rubéola es una enfermedad casi siempre "estúpida" pero por desgracia tiene severos efectos sobre un embrión en desarrollo, durante las primeras semanas de la gestación, especialmente antes de las 13 semanas del embarazo (I Trimestre)

La infección embriofetal por rubéola se denomina Síndrome de Rubéola Congénita (SRC) y se manifiesta por la presencia de severas alteraciones estructurales y funcionales en el neonato: Retraso mental, convulsiones, deficiencias motoras, sordera, lesiones oculares (cataratas, coriorretinitis, glaucoma), microcefalia,  cardiopatía congénita, retardo del crecimiento intrauterino, crecimiento visceral (hígado y bazo) y trastornos de coagulación, entre otras.

¿Cual es el tratamiento?

El SRC no tiene tratamiento, los recién nacidos afectados son tratados en sus problemas de salud y las secuelas asociadas a la infección, educación especial, cirugía, etc

¿Que puedo hacer?

Vacúnate contra la rubéola en la juventud o al menos 3 meses antes de considerar un embarazo si tu serolog de rubéola es negativa (parte del control preconcepcional).

Inicia tu control prenatal precozmente o mejor aun, inicia un control preconcepcional si estás considerando un embarazo en el futuro.

Pide que te practiquen la serología de la rubéola si estás embarazada (control prenatal) para que conozcas tu estado de inmunidad: los anticuerpos tipo IgG sugieren infección crónica, enfermedad antigua o vacunación. Los anticuerpos tipo IgM sugieren infección reciente (3-6 semanas atrás)

Siempre que tengas dudas consulta con especialistas que manejen el tema: los amigos, vecinos o médicos alejados del problema pueden llevarte a cometer errores graves como la interrupción de un embarazo normal

Hazle un regalo de salud a tus nietos: vacuna a tus hijas contra la rubéola

Lo que no debo hacer

No controlar tu embarazo es el primer paso para una complicación obstétrica

Desconocer tu estado de inmunidad contra la rubéola, especialmente si estás dentro del rango de la edad reproductiva o tienes posibilidades de quedar embarazada

Exponerte a niños o adolescentes (o adultos) con síntomas de rubéola si estás embarazada, especialmente si no tienes inmunidad contra la rubéola

Lesiones de la Rubéola según la etapa del embarazo

Embarazo menor o igual de 10 semanas (embrión)     

Riesgo de infección embrionaria mayor del 90%     

Lesiones severas: síndrome de rubéola congénita en toda su extensión

Riesgo aumentado de muerte embrionaria y aborto

 

Embarazo de 11 a 12 semanas (feto)     

Riesgo de infección fetal cercano al 50%     

Lesiones severas: síndrome de rubéola congénita en toda su extensión

 

Embarazo de 13 a 16 semanas (feto)     

Riesgo de infección fetal cercano al 35%     

Lesiones discretas: casi siempre la única manifestación es la sordera

 

Embarazo mayor de 17 semanas (feto)     

Riesgo de infección y lesiones fetales muy raros, no atribuibles al virus

 

Embarazo mayor de 36 semanas (embarazo a término)     

La tasa de infección es alta y el bebé recién nacido, aun cuando no manifiesta las lesiones propias del SRC puede sufrir lesiones agudas compatibles con una infección generalizada: bebé enfermo, trastornos hematológicos, crecimiento visceral (hígado y bazo) pero no se describen lesiones típicas ni secuelas como ocurre con el SRC.

rubéola

Rubéola en el niño, adolescente o adulto

Infección benigna con muy pocas manifestaciones y buen estado general del paciente. El 50% de las personas que han padecido la infección nunca manifestaron síntomas y sabemos que así fué gracias a los estudios serológicos que exponen la presencia de anticuerpos crónicos (IgG)

Adolescente con rubeola: pequeñas papulas rojizas que asemejan acné

Torso. Lesiones papulares

Espalda

 

Rubéola congénita

Durante el embarazo este virus puede producir efectos devastadores sobre el bebé, de hecho, la infección aguda demostrada durante las primeras semanas del embarazo, puede ser una indicación formal para la interrupción del mismo. El diagnóstico no es sencillo y requiere múltiples evaluaciones y asesoría

Afortunadamente es raro ver un caso agudo durante el embarazo debido a que casi todas las mujeres en edad reproductiva la han sufrido previamente o han sido vacunadas durante la infancia o vida adulta en las múltiples campañas de vacunación

1

1

1

1

1

 

sífilis y clamidia

El Treponema pallidum, agente productor de la sífilis, en el embarazo genera abortos, prematuridad mortinatos, hidrops no inmunológico, muerte perinatal y dos grandes síndromes clínicos después del nacimiento: Sífilis Congénita Temprana y Sífilis Congénita Tardía

Treponema pallidum

 

La Chlamidya tracomatis es un germen de vida intracelular, crecimiento lento y con gran potencial destructivo que en la mujer puede producir Enfermedad Pélvica Inflamatoria, Salpingitis, Endometritis, infertilidad, abortos, parto prematuro e infección neonatal. La infección ascendente durante el embarazo puede afectar severamente al bebé

Clamidia

clamidias