Introducción Ecografía precoz Ecografía morfológica Secuencia ecográfica Eco Doppler y 4D La amniocentesis El corazón fetal
Fecundación, intro Semanas 0 a 20 Semanas 21 a 40 El cordón umbilical La placenta Cómo vive mi bebe? Problemas fetales Maduración pulmonar
Medicación segura Evolución sintomática Ganancia de peso Molestias articulares Náuseas y Vómitos La piel de la mamá Sueños de la mamá Flujo vaginal Laboratorio
Control preconcepcional Control prenatal Exposición a toxinas Embarazada de 35 Obesidad y embarazo Nutrición y embarazo Sexo y embarazo Ejercicio y embarazo Violencia y embarazo Embarazo adolescente
Aborto y pérdidas Alto riesgo obstétrico Diabetes gestacional Embarazo ectópico Embarazo múltiple Hemorragias tardías Parto prematuro Placenta previa Preeclampsia
Anemia Diabetes mellitus Hipertensión arterial Hipotiroidismo Várices y hemorroides
Zika Chikungunya VPH y Embarazo Rubéola congénita Toxoplasmosis Infección urinaria La clamidia Sífilis y embarazo Vacunas y Virus
El parto La cesárea Cuidados de la herida El puerperio Anticoncepción Mastitis puerperal La Maternidad Reflexiones postparto Papel del padre
Recién Nacido Lactancia materna Sueño del bebé Piel del bebé Circuncisión Sepsis neonatal El nombre del bebé Seguridad infantil Carácter y crianza Células Madre
Recién Nacido Lactancia materna Sueño del bebé Piel del bebé Circuncisión Sepsis neonatal El nombre del bebé Seguridad infantil Carácter y crianza Células Madre

y los padres, que hacemos?

Nuestro papel como padres, o futuros padres, es bastante confuso; en líneas generales no tenemos ni idea de como ayudar a nuestra pareja durante el proceso del embarazo, el parto y los primeros días o semanas del bebé; nosotros embarazamos a la mujer y en lo sucesivo no tenemos nada que hacer ya que el embarazo progresa de manera independiente de nuestra presencia: estemos o no, el embarazo llegará a su fin, no somos necesarios...

No somos necesarios desde un punto de vista biológico pero definitivamente jugamos un papel muy importante desde el punto de vista personal, familiar y social.  Puede que el crecimiento de nuestro bebé no dependa de nosotros pero nuestra presencia, ayuda y apoyo pueden hacer que todo el proceso reproductivo sea ideal: sin complicaciones, sin angustemas, un proceso felizmente vivido y deseado.  Veamos algunas cosas que podemos hacer para integrarnos a nuestra pareja y hacer de ello "nuestro embarazo, parto y crianza"

***

1.- Involúcrate: acompaña a tu pareja a sus consultas prenatales o preconcepcionales.  Conoce a su médico.  Al fin y al cabo es quien va a ser responsable de la salud de tu hij@.  Tu no pondrías tu vida en manos de alguien que no conoces! No es necesario que asistas a todas, pero se siente muy bien cuando asistes a algunas de importancia

2.- Busca información y aprende: lee, asiste a conferencias, ve programas de televisión y pregunta a quienes ya tienen experiencia.  De esta manera puedes tener información de lo que tu pareja siente, de sus cambios, del desarrollo de tu bebé, como sentirte útil, saber lo que te depara el futuro, etc.  En la actualidad esto es muy sencillo gracias a Internet, de hecho esta página fue creada precisamente para eso.  Advertencia: aunque amigos y familiares pueden dar sus opiniones con toda la mejor intención del mundo muchas veces los conceptos son errados y pueden generar angustia y contratiempos en los padres, siempre que tengas dudas busca ayuda idónea y profesional. Puedes contactarnos a nosotros.

3.- Planifica: la organización de los aspectos relacionados con tu pareja y el bebé deben ser considerados con antelación.  Considera que cambios hay que hacer en el entorno para hacer del embarazo un período más cómodo para una mujer embarazada (pesada, somnolienta, a veces torpe; hay que evitar accidentes) y prepara con tiempo el cuarto del bebé y todos sus enseres y vestimentas.  Discutan sobre las finanzas familiares para organizar el uso adecuado de los recursos disponibles. Hay muchas cosas que pagar y la sucesión es interminable de ahora en adelante. Las compras deben ser hechas de manera racional, eviten comprar como locos porque la experiencia dicta que hasta un 25% de las cosas que se compraron nunca fueron usadas.  Aprovechen las "donaciones" de familiares y amigos.  Recuerda que los bebés crecen tan rápido que las ropitas a veces solo las usó una vez o nunca porque dejaron de ser de su talla

4.- Considera a tu pareja: debes tener siempre en cuenta que el embarazo imprime cambios severos en el funcionamiento del cuerpo de una mujer tanto físicos como psicológicos. Las hormonas, sumamente elevadas, generan cambios de conducta y afectividad, las hacen más susceptibles y melancólicas, a veces desorganizadas, angustiadas; otras veces euforicas, otras tristes... ten paciencia trata de entender a tu pareja, se comprensivo y haz saber a tu pareja que tu estás ahí, que tu le darás todo el apoyo que necesita.  La líbido femenina puede aumentar considerablemente durante el embarazo, no le tengas miedo al sexo durante el embarazo, al bebé no le pasa nada si el embarazo es normal.

5.- Ayuda a tu pareja a mantenerse saludable: dale apoyo en su intento por eliminar condiciones inadecuadas como el uso de alcohol, cigarrillos, drogas, mala alimentación, etc.  Recuérdale la importancia de asistir a sus controles médicos, seguir las indicaciones y tomar sus medicamentos.  Como parte del esfuerzo puedes limitar tu uso de cigarrillos y alcohol y comer saludablemente para que ella sienta tu apoyo y solidaridad.

6.- Mantén la sexualidad: si no hay contraindicaciones la sexualidad puede continuar durante todo el embarazo mientras así lo deseen; si tu pareja siente rechazo hacia el sexo la mejor vía de llegar a un acuerdo es discutiéndolo abiertamente, hay que comprender que el embarazo no es una situación fácil para la mujer y que a veces hay agotamiento, molestias, resequedad vaginal y en ocasiones ausencia total del deseo sexual. Debemos ser comprensivos y pacientes

7.- Se una pareja: ser pareja es ser complemento de otro, haz honor al compromiso y hazte presente para que tu pareja se sienta apoyada en todo momento.  La mujer embarazada no pide que estés todo el día con ella, solo necesita saberse querida, entendida y apoyada

8.- Comienza a ser padre antes de que nazca el bebé: el ser padre antes de que nazca tu bebé se logra involucrándote en el desarrollo de tu hij@, asistiendo a los controles, explorando suavemente el abdomen de tu pareja (el bebé se toca y se siente fácilmente después de la semana 26) y especialmente observando a tu hijo en vivo durante los estudios ecográficos. Puede que no entiendas nada pero siempre se puede ver esa pequeña cosita moviéndose dentro de la barriga, una manito, un pie, la carita... pide a tu médico que te explique lo que estás viendo para que puedas entender el estudio y lo disfrutes realmente.  La ecografía 3D nos ha ayudado mucho para enseñarle el bebé a los padres y demás familiares y amigos.

 

No me cabe concebir ninguna necesidad tan importante durante la infancia de una persona que la necesidad de sentirse protegido por un padre. (Sigmund Freud).

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

el rol del papá

Nuestra esencia como padres está inscrita en nuestra propia personalidad y el desarrollo de nuestros hijos está íintimamente relacionada con ella. Aunque la personalidad del hijo tendrá cierta estructura independiente su desarrollo será principalmente influenciado por las acciones cotidianas de sus padres: un hogar virtuoso (tendencia a decidirse regularmente por el bien) y estructurado enseñará valores socialmente más adecuados que uno donde tales cosas no existen. Hijo de gato caza ratón, dicen!. Claro está que para un padre con tendencia delincuencial estas indicaciones serán inapropiadas, pero en mi mundo honesto pienso que los que leen esto también lo son

Según Erikson existen 7 tareas que le permiten a los padres garantizar el bienestar de su descendencia:

1. Exito personal: un padre fuertemente involucrado con el bienestar de sus hijos tratará de tomar sus mejores decisiones laborales para garantizar la satisfacción de todas las necesidades de sus hijos

2. Proveedor: el padre proveerá a sus hijos las cosas que necesite además de ayudarlos a desarrollar herramientas que los hagan independientes.

3. Apoyo: se basa en la presencia del padre para ayudar a sus hijos en momentos de cambios importantes en la vida del niño o su entorno ( perdidas familiares, cambios fisiológicos del niño, cambios en el grupo de amigos, mudanzas...)

4. Recreación: es la promoción de la relajación, disfrute y aprendizaje mediante el juego. Debe enseñarse la competitividad pero en niveles saludables que no generen stress ni frustraciones, recordemos que tenemos capacidades diferentes

5.- Espiritualidad: desarrollo de valores y creencias que le ayuden en su paso por los cambios de la vida: consejos, educación, conocimiento de su ser, autoestima, anor propio, pertenencia...

6.- Socialización: estimula a tus hijos a relacionarse adecuadamente con otras personas: juegos, charlas, trabajo de equipos, amistades, e incluso defensa ante agresiones

7.- Tutorial: enseña ideas nuevas y respeta las suyas, corrige errores y orienta nuevos y variados intereses. Deberes y derechos. Disciplinas, castigos y recompensas sin excesos

niños saludables