Introducción Ecografía precoz Ecografía morfológica Secuencia ecográfica Eco Doppler y 4D La amniocentesis El corazón fetal
Fecundación, intro La Prueba de Embarazo Semanas 0 a 20 Semanas 21 a 40 El cordón umbilical La placenta Cómo vive mi bebe? Problemas fetales Maduración pulmonar
Medicación segura Evolución sintomática Ganancia de peso Molestias articulares Náuseas y Vómitos La piel de la mamá Sueños de la mamá Flujo vaginal Laboratorio
Control preconcepcional Control prenatal Exposición a toxinas Embarazada de 35 Nutrición y embarazo Sexo y embarazo Ejercicio y embarazo Violencia y embarazo Embarazo adolescente Sesión fotográfica
Aborto y pérdidas Alto riesgo obstétrico Diabetes gestacional Embarazo ectópico Embarazo múltiple Hemorragias tardías Parto prematuro Placenta previa Preeclampsia
Anemia Diabetes mellitus Obesidad y embarazo Hipertensión crónica Hipotiroidismo Várices y hemorroides
Zika Chikungunya VPH y Embarazo Rubéola congénita Toxoplasmosis Infección urinaria La clamidia Sífilis y embarazo Vacunas y Virus
El parto La cesárea Cuidados de la herida El puerperio Anticoncepción Mastitis puerperal La Maternidad Reflexiones postparto Papel del padre
Recién Nacido Lactancia materna Sueño del bebé Piel del bebé Circuncisión Sepsis neonatal El nombre del bebé Seguridad infantil Carácter y crianza Células Madre

vacunación durante el embarazo

La vacunación inadvertida durante el embarazo genera mucha angustia en las pacientes que desconocían su estado para el momento en que fueron inmunizadas. La primera reacción es pensar que el bebé se verá severamente afectado por lo que solicitan todo tipo de estudios para determinar la cuantía del daño sufrido. Algunas llegan incluso a abortar...

Lo cierto es que no hay evidencia de que las vacunas de uso común generen problemas fetales, ni siquiera aquellas que contienen agentes vivos. Por lo tanto, el aborto terapéutico está totalmente contraindicado en estos casos. Las vacunas con componentes no vivos no son problema

Vacunas sin agentes vivos, seguras, se pueden usar durante el embarazo:

Antitetánica, Tos Ferina, Difteria, Hepatitis B, Neumococo, Haemofilus influenza, Gripe A y B, Gripe H1N1, Meningococo, VPH

Vacunas a agentes vivos, contraindicadas durante el embarazo pero sin evidencia de daño fetal:

Rubéola, Sarampión, Fiebre Amarilla, Varicela (lechina), Tifus, Parotiditis, Polio, Rotavirus

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

sarampión, vacuna contra el sarampión

Sarampión (infección natural, adquirida por contacto entre personas, secreciones respiratorias y saliva):

Enfermedad infectocontagiosa febril y exantemática (produce una erupción cutánea) producida por un virus del Sarampión.  Fiebre, erupción, tos y conjuntivitis.

Período infeccioso comienza 4 días antes de que aparezcan los síntomas hasta 5 días después de haber aparecido la erupción: incubación de 7a 14 días, luego aparece fiebre y en 3 a 5 días aparece la erupción, la fiebre se hace muy alta y en 3 a 5 días más desaparece la fiebre y comienza a desaparecer la erupción, así pues, el periodo contagioso dura aproximadamente 14 días contados a partir del día 4 antes de aparecer la fiebre hasta aproximadamente el momento en que la fiebre desaparece y comienza a desaparecer la erupción

El Sarampión (natural) nunca ha demostrado ser la causa de malformaciones congénitas fetales.

Es posible que la infección durante el primer trimestre del embarazo conduzca a pérdida temprana del embarazo (abortos) o a parto pretérmino en el tercer trimestre

La infección primaria por Sarampión al final del embarazo y muy cerca del parto puede conducir a Sarampión Neonatal en el recién nacido

No existe indicación formal para interrumpir un embarazo afectado por Sarampión natural

No existe indicación formal para interrumpir un embarazo por administración inadvertida de la vacuna con virus vivos atenuados

Si sospecha estar embarazada o a esta considerando hacerlo no se vacune

Si desea vacunarse debe esperar 3 meses después de la vacunación para embarazarse

El riesgo de malformaciones congénitas por vacunación inadvertida es solo teórico, si no hay malformaciones por la enfermedad natural menos las habrá por vacunación con virus atenuados

Si la paciente sufrió sarampión anteriormente el riesgo teórico de malformaciones por la vacuna es aun menor

No hay problema para el embarazo ni la lactancia si los niños u otras personas de la casa son vacunadas contra el Sarampión.

La paciente embarazada no inmunizada contra el Sarampión expuesta a la enfermedad natural (digamos, a un hijo le contagian el Sarampión en la escuela) deberia recibir Inmunoglobulinas para limitar la enfermedad y las complicaciones del sarampión natural en adultos

Rasmussen SA et al. Obstet Gynecol 2015

rubéola, vacuna contra la rubéola

Rubéola (sigue éste enlace para mayor información sobre esta enfermedad durante el embarazo)

Enfermedad infectocontagiosa de poca o ninguna sintomatología producida por el virus de la Rubéola. De dar síntomas estos son discretos y se manifiestan con malestar, ganglios inflamados en el cuello, erupción leve y dolores articulares

Período infeccioso comienza 7 días antes de aparecer la erupción (sin es que aparece) y se prolonga hasta 7 días después: Incubación 14-21 días, luego malestar discreto y ganglios inflamados detrás de las orejas y el cuello, la fiebre es muy discreta, aparece la erupción al 2 día del malestar y dura solo 2 días. El periodo contagioso dura entre 10 a 14 días, el problema es que en la mayor parte de los casos ni siquiera sabemos quién esta infectado e infectando a otros (el 50% es asintomático y otro tanto parece un catarro o una virosis común)

Le infección natural primaria por Rubéola durante el embarazo es sumamente lesiva para el embrión (antes de las 10-12 semanas del embarazo): abortos, muerte fetal, malformaciones congénitas, cardiopatía, cataratas, sordera y trastornos neurológicos

Después de la semana 12 del embarazo, período fetal, la sordera es el daño fetal más común.

Después de la semana 17-18 los defectos atribuibles a la rubéola son raros.

La infección cercana o al momento del parto aun cuando no genera malformaciones puede generar un cuadro neonatal severo.

El riesgo teórico de lesión fetal por vacunación contra la rubéola durante el embarazo es 1.6% pero en la práctica no ha habido un caso atribuible

En dos reportes de 700 y 214 pacientes embarazadas vacunadas durante los primeros tres meses del embarazo no se presentaros malformaciones atribuibles al virus de rubéola atenuado propio de la vacuna.

No hay indicación formal para interrumpir un embarazo por vacunación inadvertida con el virus de la Rubéola

La mujer embarazada no inmune contra la Rubéola debería recibir inmunoglobulinas si está expuesta al virus natural

La exposición a personas vacunadas no genera riesgo en la mujer embarazada

bivalente viral, vacuna contra la rubéola y el sarampión

Está contraindicada en el embarazo y hasta 3 meses antes (pauta para cualquier vacuna a virus vivos atenuados)

No ha generado lesiones fetales atribuibles a sus componentes virales, incluso en la etapa de mayor susceptibilidad (los primeros 3 meses del embarazo) cuando se ha colocado de manera inadvertida (nunca se colocaría si se conociese la presencia del embarazo)

No hay reportes de lesiones fetales cuando los miembros de la familia de la mujer embarazada fueron vacunados

NO se indica la interruption del embarazo por vacunación inadvertida antes o durante el embarazo

pandemia influenza

Embarazada? Vacúnate !

Las gripes H1N1, H2N3 y variantes humanas son producida por subtipos virales de Influenzavirus tipo A

Generó una pandemia (Gripe Española) en 1918-1920 que mató al 3% de la población de la Tierra de aquel tiempo (50 a 100 millones de personas), se cree que el 28% de la población mundial padeció la enfermedad

Caracteristicamente morían más personas jóvenes y sanas que a niños, personas debilitadas y ancianos

Durante el embarazo puede ser una infección muy grave debido a que se potencia cierta respuesta inmunológica que afecta directamente la función pulmonar. Es por esto que la mujer embarazada debe vacunarse, la vacuna es segura para tu bebé y puede salvar tu vida

dolor lumbar alto y malestar

 

complot: vacunas

vacunas

Las vacunas son tan efectivas como medida preventiva que enfermedades mortales pueden ser atenuadas, evitadas e incluso erradicadas. El caso más emblemático es el de la Viruela, enfermedad con alta tasa de mortalidad que fué erradicada del mundo con la vacunación masiva; su último caso reportado fué a inicios de los 70. Muchas enfermedades están por seguir ese mismo camino, entre ellas, el Polio y el Sarampión.

Dejaría Usted de vacunar a sus hijos?

El complot contra las vacunas

Existen grupos que se oponen a las vacunas esgrimiendo complicaciones y problemas severos ocasionados por ellas, especialmente el Autismo. Estas supuestas complicaciones nunca se han logrado demostrar en la escala que ellos pretenden; afortunadamente son unos pocos en comparación a los millones de personas que se les oponen y se benefician de ellas.

Es triste ver morir a alguien por las complicaciones de una enfermedad que se hubiese prevenido por la vacunación en su momento. La negacion a vacunar un niño es un acto egoísta y podría constituir una forma de abuso infantil

De hecho, algunas madres han perdido la patria potestad de sus hijos debido a que el padre se opuso a que la madre se negase a vacunar a sus hijos. Yo, particulramente, fuí insultado por una persona que achaca su psicosis paranoide a una vacunación contra la Hepatitis B. Suenan tan convincentes que hay quíen les cree, malo malo...

*